sábado, 8 de agosto de 2009

No puedo correr más...

.


.

Caí antes q tú



.






Las oigo más cercanas, las más extraviadas y sagradas sinfonías del tiempo. Con una idea martillando dentro; que somos seres inmortales, caídos en la oscuridad, pobres condenados por los siglos de los siglos hasta curar completamente la herida podrida que llevamos en el alma.

Mirando más allá del horizonte, un aire de infinitos ecos me conmueve.



me escapo sola a caminar. Soleándome la vida en recordar. Te veo y vuelvo a empezar

Y al costado del camino ves lo que yio veo... ángeles caídos

.

2 comentarios:

Clawd dijo...

no puedes correr más... pero mientras corres sigues detenida en el mismo lugar. un presente a mil kilómetros por hora.
oquedad de puertas cerradas y ventanales sin alas ni venturas, del otro lado, los anales de una relación irresuelta, irrefrenable, irreal, irracional i tantas otras irreverencias imantadas más.

estamos atrapados en el mismo Sueño, visto desde distintas aristas, estamos del otro lado del espejo...
...no importa quién cayó primero
ya caímos los dos
y
no
somos
án
geles.

soy esta piel imantada
en cortocircuito
de tí.

Dalith dijo...

.
si señor, lo siento, uste perdone, si tiene razón, mirando la piel no somos ángeles ni demonios...
pero dentro los llevamos atrapados, a veces encriptados, pero otras, esas dulces criaturas salen a corretear, se tiñen con tinta roja y negra y cruzan sin visado de ningún tipo, las detestables fronteras de mi mente

i io tras ellos ya no puedo correr más

mas no hay de ke preocuparse, luego regresan y veo q suben por mis escalerillas de caracol a calentarse en mis cráteres de hielo ígneo

...lo siento estamos en un no premeditado cortocircuito... pero algo circula de allá para acá y de aquí para ahí. y es ke el magnetismo de su piel me atrae, como si mi sangre estuviera en sus venas y su piel sobre mi carne desnuda y viva
.